martes, 19 de marzo de 2013


El mercado de Arriaga Chiapas: joya arquitectónica.

Por Fabiola Guerrero Ojeda.

Arriaga es una localidad  ubicada al sudoeste del estado Chiapas, colinda con el estado de Oaxaca. La superficie total del municipio es de 807.27 km2 que equivale al 1.08% de la superficie estatal. En 1970 siendo alcalde el Sr. Alejandro Patrinos Velasco fue construido el mercado municipal, para sustituir al existente, al estar en el primer cuadro de la ciudad y no cubrir las necesidades de esa época. Con apoyo del entonces Gobernador del estado Manuel Velasco Suárez. El diseño arquitectónico fue  del reconocido Félix Candela y  a cargo del proyecto su alumno Octavio Barreda Marín. Pero ¿por qué el inmueble es una joya arquitectónica?

El arquitecto Hans Kabsch Vela define entre las características más importantes del Mercado Beslisario Dominguez de Arriaga Chiapas las siguientes:

“El perímetro del mercado es un grueso muro de mampostería de piedra de río, en acabado natural y colocada en talud, este muro, ciego en su extensión solo se abre para crear cuatro accesos peatonales y uno de carga y descarga. Articuladas puertas de herrería de austero y sencillo diseño cierran los accesos. Sin embargo el rasgo más característico del inmueble es su techumbre conformada por veinticuatro estructuras de las denominadas como "paraguas", se trata de estructuras laminares de concreto de borde recto y planta rectangular, formados por cuatro segmentos de hypar (paraboloides hiperbólicos), que coinciden en un apoyo central, transmitiendo cargas al terreno, esos apoyos también son utilizados para desalojar el agua de lluvia. Dichas estructuras están dispuestas a diferentes alturas alternándose a manera de damero (plano de una urbanización o ciudad que se parece al tablero del juego de damas) esto con el fin de conseguir iluminación por los bordes”.

En entrevista sobre el mercado del municipio en cuestión el Dr. Juan Ignacio Cueto define al inmueble como:

"...un momento culminante de la arquitectura mexicana de los años 50 y 60 del siglo XX, misma que ganó prestigio alrededor del mundo con obras como el mercado Belisario Domínguez de Arriaga, Chiapas..." En el siguiente enlace puede apreciar las características, antes descritas por Arquitecto Hans Kabsch Vela, sobre del mercado como joya arquitectónica, https://www.youtube.com/watch?v=K6BeLSt26bI

El inmueble cuenta con 130 locales, los cuales  ya no son  suficientes y eso ha hecho que se coloquen puestos improvisados a las fueras del mercado, ante dicha problemática se planeó la construcción de un nuevo edificio en el mismo lugar, derribando el existente. En noviembre del 2012 se desalojó a los locatarios para la demolición  y construir la nueva propuesta. Ya se destruyó una parte de los locales que no pertenece a la arquitectura de Felix Candela. Con el fin de preservar de la arquitectura de Feliz Candela, diversas instancias como el INBA (Instituto Nacional de Bellas Artes), La Academia Nacional de Arquitectura, DOCOMOMO (Documentar para Conservar la arquitectura del Movimiento Moderno en México de la UNAM, el INAH (Instituto Nacional de Artes e Historia), entre otros, se detuvo el proyecto para edificar un nuevo mercado. Los organismos antes mencionados y la población de la ciudad la preservación del inmueble, haciendo la la reparaciones necesarias y darle el mantenimiento que requiere Hacer una ampliación en lo que ya se destruyó, o bien construir  el nuevo edificio a las afueras de Arriaga.

El inmueble debe conservarse por su valor arquitectónico. En palabras de Hans Kabsch (especialista en la materia) ,”El mercado Belisario Domínguez de Arriaga es parte de esta estela de edificios logrados en belleza y estructura, ejemplo de una tecnología única, que en su momento se convirtió en la gran aportación mexicana a la arquitectura mundial, por esas razones, el edificio no debe desaparecer por criterios técnicos pragmáticos y mal enfocados, conviene mejor una reutilización y ampliación respetuosa de un edificio singular, patrimonio de la arquitectura chiapaneca”.  A demás de ser  un atractivo turístico y patrimonio no sólo del estado, también del país.

En mi opinión: Es lamentable que siendo una joya arquitectónica el mercado Belisario Domínguez este en disputa su demolición, no debió haber sido ni siquiera un plan el derribarlo, gracias a la participación de instituciones y personas sin ningún interés económico “la joya arquitectónica“ aún existe, no obstante todavía no es un hecho su permanencia. Y ante la problemática de no caber ya los locatarios en mercado, se deben buscar alternativas de solución, como las que se mencionaron, excepto lo demolición del inmueble.

 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada